阅读:3155回复:1

[语言交流]盲人领路童 文本1

楼主#
更多 发布于:2011-11-24 19:29

Antes de leerÑ Piensa en cómo sería la vida de un joven del siglo XVI. ¿En qué se parece a la tuya? ¿En qué se diferencia?
TRATADO PRIMERO
Cuenta Lazarillo su vida y quiénes fueron sus padres
Capítulo 1
Sus padres
Pues, sepa usted mi lector que mi nombre es Lázaro de Tormes, hijo de Tomé González y Antoña Pérez, nativos de Tejares, aldea cerca de Salamanca. Yo nací en el medio del río Tormes. Por esa razón me dieron ese sobrenombre, y fue de esta manera. Mi padre tenía a cargo un molino de harina en la ribera del río. Mi madre, estando una noche en la aceña, me dio a luz allí. Así. Es verdad cuando digo que nací en dl río.
Cuando yo tenía ocho años, mi padre hizo unas sangrías mal hechas en los costales de los clientes. Por eso lo pusierson preso y confesó, y no negó, y fue encarcelado. En ese tiempo se hizo una armada contra los moros, y mi padre fue como acemilero de un caballero. Y con su señor, como leal criado, perdió su vida.
Mi madre, viuda y sin abrigo, me dio un padrastro moreno que se llamaba Zaide, y un hermanito también negro, con quien yo jubaga y ayudaba a calentar. Zaide era curador de bestias. Quiso nuestra mala fortuna que pesquisas encontraran a Zaide culpable de robar cebada, leña, mantas, sábanas y otros utensilios que mi madre usaba, o me hacía vender, para criar a mi hermanito.
Todo lo que digo, probó la justicia. Yo, como era niño, decía dodo lo que veía, porque tenía miedo. Al pobre padrastro mío azotaron y pringaron. A mi madre dieron cien azotes y ordenaron que no acogiese en su casa nunca más a Zaide.
Mi triste madre se esforzó por cumplir la sentencia y se fue a servir en un mesón. Allí padeció mil molestias y acabó de criar a mi hermanito hasta que supo andar y a mí hasta ser un buen mozuelo.
沙发#
发布于:2011-11-30 16:44
Re:盲人领路童 文本2
Capítulo 2
Las lecciones del ciego
En ses tiempo vino al mesón un ciego, y mi madre me encomendó a él rogándole que me tranatara bien y que me cuidara porque yo era huérfano. El ciego respondió que así lo haría, y que me tendría no como mozo, sino, como hijo.
Cuando mi amo determinó salir de Salamanca, yo me despedí de mi madre. Llorábamos ambos y ella dijo:
--Ya no te veré nunca más Procura ser bueno, y que Dios te guíe. Tienes un buen amo. Válete por ti.
El ciego y yo salimos de Salamanca y en el puente donde está un gran toro de piedra, me dijo:
-- Lázaro, pon la oreja contra ese toro y oirás un gran ruido.
Cuando sintió que yo lo había hecho, con su mano me dio una gran calabazada contra el diablo del toro. El dolor del golpe me duró más de tres días. Entonces me dijo el ciego:
--Necio, debes saber que el mozo del ciego debe ser más astudo que el diablo. –Se riómucho de su truco.
En ese momento desperté de la simpleza de niño y me dije:
--Es verdad lo que dice el ciego, debo avivar el ojo y ser astuto, porque soy solo.
Comenzamos nuestro camino entonces, y el ciego me enseñó la jerigonza y me diho:
--Ni oro ni plata te puedo dar, pero sí muchas enseñanzas para vivir.
Y así lo hizo. Siendo ciego me alumbró y adestró en la carrera de vivir.
游客

返回顶部